lunes 18 de octubre de 2021 - Edición Nº1048

Nación | 19 sep 2021

Provincia de Buenos Aires

La campaña en el conurbano: ¿Vuelve Macri?

El GBA amaneció tapizado de afiches con la cara del expresidente Macri junto a Santilli y una leyenda que lo postula para volver en 2023. Versiones y quejas.


La aparente calma que vive la cúpula de Juntos por el Cambio parece haberse fisurado este viernes cuando parte del conurbano bonaerense amaneció tapizado con afiches que mostraban a Diego Santilli y Mauricio Macri con la leyenda "¡Gracias! Ahora, Macri presidente". Lo que puede ser leído como un lanzamiento anticipado de la vuelta del expresidente a la carrera por volver a la Casa Rosada en 2023 tomó por sorpresa a dirigentes paloma del PRO. Algunos atribuyeron la pegatina a una maniobra del oficialismo derrotado en las urnas el domingo; otros miran hacia adentro y encuentras razones para pensar en una avanzada del ala dura amarilla. En cualquier caso, la respuesta no tardó en llegar: en cuestión de horas, la cartelería fue tapada.

Las diferencias internas entre halcones y palomas sobreviven pese al resultado de las últimas elecciones primarias. El escándalo desatado por el enfrentamiento a cielo abierto entre el presidente Alberto Fernández y la vice Cristina Fernández de Kirchner encontró a la oposición desorientada y con diferencias sobre si debían pronunciarse de manera orgánica o no. La posibilidad finalmente no prosperó, como muchas de otras iniciativas del ala dura, y primó el silencio institucional de una dirigencia que también parece emparchar sus diferencias para enfrentar a un peronismo debilitado.

Cuando todas las miradas estaban puestas en la pantalla televisiva que mostraba la Casa Rosada, buena parte del conurbano bonaerense y ciudades del interior amanecieron empapeladas con la cara de Santilli y Mauricio Macri, junto con la leyeron “Ahora, Macri presidente”. Dirigente del entorno de Santilli y otros con asiento en la Ciudad de Buenos Aires acusaron “campaña sucia del oficialismo”, con intenciones de tirar abajo la imagen del ex vicejefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires pegándolo a la deteriorada del egresado del Cardenal Newman. Otros, en cambio, recordaron que siguen las viejas rencillas dentro del partido amarillo, que dejó herido al sector de los halcones, pelotón en el que sumaron a los presidentes nacional y bonaerense del PRO, Patricia Bullrich y Jorge Macri, respectivamente, dos dirigentes que sufrieron directamente las consecuencias del Plan Canje diseñado por Horacio Rodríguez Larreta.

“Los afiches no tienen ninguna lógica, intentan instalarnos la idea de Macri para quitarnos votos”, dijo a Letra P un diputado opositor que conoce bien las calles del conurbano, y agregó además que la estrategia del PRO sigue siendo tomar al expresidente como una figura superestructural que no se meta en temas electorales de manera directa. Otra fuente que trabaja junto a Santilli definió a los afiches como “una operación” por parte del gobierno y que, incluso, sus socios radicales están al tanto del tema. “En varios distritos avisaron ellos de los carteles y colaboraron en taparlos”, dijo. Es por eso que tanto el partido amarillo como el espacio centenario se pusieron en marcha para borrar cualquier rastro del rostro de Macri de las calles bonaerenses. 

“Se ve que a (EnriqueAlbistur le sobraron afiches de la campaña de su mujer”, chicaneó otra fuente, en referencia a la primera candidata de la lista para Diputados para el Congreso Victoria Tolosa Paz

De todos modos, otras fuentes bonaerenses y porteñas creen que el hecho está relacionado con una presión de los halcones del PRO, por intentar retomar el protagonismo que perdieron no sólo en las últimas elecciones sino también en el cierre de listas, en el que varios debieron declinar sus pretensiones electorales en beneficio de las palomas.

El sector más duro del PRO expone el endurecimiento del discurso que las palomas debieron adoptar para hacer frente a la derecha florecida en la figura de Javier Milei y, aunque en mucho menor medida, también en la de José Luis Espert. El 13 por ciento cosechado por el economista de los pelos revueltos es la foto de la fuga de votos por derecha que ahora Juntos por el Cambio se propone parar de cara a noviembre. Y no tiene otra manera de hacerlo que adoptando parte del discurso del expresidente, al que se enfrentaron durante el oscuro tramo de la cuarentena dura. 

 

Fuente: Letra P.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS