viernes 21 de enero de 2022 - Edición Nº1143

Provincia | 6 dic 2021

Provincia de Buenos Aires

Manes y otros argumentos evitan la ruptura de la UCR en la Legislatura bonaerense

Ninguna tribu boinablanca quiere distanciarse del neurocientífico y hay consenso sobre la jefatura de Abad. Dique al separatismo de Lousteau en el Congreso.


Por ahora, la Unión Cívica Radical (UCR) en la Legislatura de la provincia de Buenos Aires sale ilesa de la crisis orgánica del partido a nivel nacional: la ruptura del bloque en la Cámara de Diputados de la Nación digitada por Martín Lousteau y que dio nacimiento a la bancada UCR-Evolución que presidirá Rodrigo de Loredo no tendrá su correlato el parlamento de la poderosa Buenos Aires, donde los acuerdos preexistentes sostendrán la unidad de todos los espacios. Entre los puntos que lo hacen posible se cuentan el amplio consenso para que Maximiliano Abad continúe como jefe del bloque de Juntos por el Cambio y las coincidencias políticas para levantar la figura nacional de Facundo Manes, estrella de la cual ninguna tribu boinablanca quiere tomar distancia.

Todo indica que después del 9 de diciembre, fecha en la que asumirán los nuevos representantes legislativos, Juntos por el Cambio (JxC) mantendrá un bloque único, incluso con la posible incorporación de dos legisladores de Cambio Federal que podrían darle la primera minoría en la Cámara de Diputados. 

Según precisaron a Letra P fuentes que trabajan junto a Lousteau, la lógica rupturista que primó en la Cámara baja nacional no se replicará en el parlamento bonaerense. En parte, porque no está en discusión la presidencia de Abad y porque -recuerdan- los cuatro años como oficialismo y los dos como oposición lograron saldar sus diferencias de manera interna. Suma, de manera determinante, el factor Manes, al que todos quieren seguir sacándole jugo. 

“A nivel nacional reafirmamos la premisa de mantener la unidad, aunque con un planteo de renovación y amplitud que deberá ser conducido por aquellos que revalidaron sus liderazgos en las últimas elecciones. Es importante que esto se dé así para sumar voces representativas en la agenda parlamentaria e incluso en los medios de comunicación”, indicó un dirigente de peso de Evolución y aclaró: “A nivel provincial estamos ordenados, no tenemos los mismos quilombos”. 

Por otra parte, quienes trabajan junto a Abad recordaron la buena relación que mantiene con Pablo Domenichini, el líder bonaerense de Evolución que asumirá una banca en el recambio legislativo, y manifestaron voluntad de contener a los distintos actores del histórico partido.

Si los acuerdos se sostienen en el tiempo, esta alianza opositora tendrá 41 bancas en la Cámara de Diputados, con la posibilidad de ampliarla a 43 si logran sumar al possista Walter Carusso y al sindicalista Martín Domínguez Yelpo. Así, se convertirá en la primera minoría, ya que el Frente de Todos tendrá 42 butacas. En el Senado, no obstante, el reparto será 23 a 23, con la ventaja del oficialismo de presidir el cuerpo, lo que le permite desempatar ante un caso de paridad.

Fuente: Letra P / Pablo Lapuente.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS